Logros y lecciones en materia de movilidad para La Paz

Logros y lecciones en materias de movilidad para La Paz durante el periodo 2018-2021

EN MATERIA DE MOVILIDAD  Y SEGURIDAD VIAL, es un hecho que esta administración tuvo aciertos en la modalidad no motorizada al haber construido la Ciclovía Rangel, misma que da continuidad desde el malecón y que representa una opción segura para trasladarse hasta la zona del Conchalito y conectar con el par vial Colima-Jalisco. Así como la ampliación de banquetas en la calle Revolución quitando un carril de estacionamientos en el primer cuadro del centro.

Sin embargo, la municipalidad deja una gran deuda al no haber invertido de manera más estratégica los recursos para la infraestructura segura y pensada en las personas, no en los automóviles. Podemos observar dos tramos ‘fantasma’ de ciclovía de primera calidad, pero que pudieron haber sido implementadas de acuerdo al Plan de Movilidad Ciclista de La Paz.

Para el mencionado par vial que conecta a Forjadores con Rangel vía calles Colima y Jalisco, BCSicletos se encargó -a solicitud del XVI. Ayuntamiento- de llevar a cabo el proceso de socialización para platicar con vecinxs de 22 colonias sobre las ventajas que esto traería para la movilidad de su ciudad. Sin embargo, es importante observar puntos de mejora para la infraestructura que terminó siendo instalada:

  • El ancho del ciclocarril no cumple con el mínimo de 80 centímetros propuesto en el Manual de Calles publicado por la SEDATU que centra la seguridad en las personas -mujeres, niñxs, adultxs mayores, etc.-.
  • Hace falta un buffer de seguridad para evitar que las puertas que sean abiertas por personas sin el suficiente cuidado, impacten a quienes circulen por el ciclocarril. Y es que fue pensando justo en la seguridad de ciclistas, como se diseñaron las recomendaciones del mencionado manual federal.
  • Y finalmente, en lugar de instalar confinadores similares a los de las ciclovías Malecón o Rangel, se optó por poner boyas metálicas de media esfera que permite que cualquier vehículo invada fácilmente la ciclovía.

Asimismo, el XVI Ayuntamiento había iniciado con el pie derecho una estrategia para reducir los siniestros viales, a través de la instalación de puntos de alcoholimetría para desincentivar el consumo de alcohol tras el volante. Lamentablemente este programa no tuvo continuidad y fue cancelado súbitamente.

Otra acción que se quedó sólo con un buen arranque, fue el reactivar el programa Banquetas Libres, el cual prometía una ciudad más amigable para ser transitada a pie y; que además prometía que se cimentara una colaboración entre ciudadanía y autoridades, ya que habían puesto a disposición un centro de atención vía whatsapp que daba fácil acceso para que se tomaran acciones que liberarían las vías donde personas que caminan y se desplazan con alguna capacidad distinta.

Asimismo, el accionar del transporte público sigue sin mostrar mejoras que vengan en beneficio no solamente de personas que lo utilizan, sino que también deben ser tomados en cuenta los operadores de las unidades, ya que el actual modelo – hombre-camión – es una de las causas estructurales de esta problemática.

En resumen, podemos sintetizar el trabajo de este ayuntamiento con un logro muy importante cómo lo es la Ciclovía Rangel, pero con una deuda en general para quienes se desplazan a pie o en medios colectivos; así como con importantes áreas de mejora para otros proyectos ciclistas.

Desde BCSicletos, siempre estamos a disposición de las autoridades para trabajar de la mano con ellas y tender puentes de colaboración en beneficio de todas las personas que habitamos esta gran ciudad de La Paz.

Alekz Aguila

@alekzaguila

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *